Tesoro Maya

Viaja a México de la mano de Laura Esquivel y su «Como agua para chocolate». Todo un clásico cocinado a fuego lento en los fogones de una antigua cocina, donde los platos tienen la magia de transformar las emociones y el comportamiento de quienes los prueban.

Y qué mejor para acompañar la lectura que con el ingrediente más valioso para sus antepasados mayas, el cacao. Sumérgete en el México de 1895 con nuestro Tesoro Maya: té negro con trocitos de cacao y chips de chocolate negro, una mezcla fuerte, rotunda y sugerente; una auténtica ofrenda a los dioses en tu taza.